Cronicas Defeñas cap3 | El trabajo es sagrado