Se acabo Harry Potter

Con el estreno de la ultima pelicula basada en la novela de harry potter escrita por J. K. Rowling, es el cierre de la aventuras del mago britanico.

 

Nota del excelsior:

 

Tarde de nostalgia con Harry Potter

Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint y la escritora J.K. Rowling se despidieron de los personajes que les dieron fortuna y fama internacional

Rodolfo Monroy/Enviado

En una emotiva alfombra roja, Daniel Radcliffe, Emma Watson, Rupert Grint y la escritora J.K. Rowling se despidieron de los personajes que les dieron fortuna y fama internacional.

LONDRES, 8 de julio.- Ninguna historia sobrevive sin lectores, sin fanáticos. Y ése es el caso de Harry Potter. Sin su creadora, J.K. Rowling, los libros sobre uno de los magos más famosos del planeta no habrían vendido 450 millones de copias en todo el mundo ni se habrían hecho siete cintas con recaudaciones de más de seis mil millones de dólares y una octava aún por estrenar.: Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Parte 2.

Sin fanáticos de todo el orbe y de todas las creencias sociales y religiosas, la Plaza Trafalgar, en el centro de Londres, y sus alrededores, no se habrían llenado con más de cinco mil almas, y otros millones más a través de internet, con un solo objetivo: despedir, temporalmente, a los personajes que les dieron magia y esperanza durante diez años.

Y sólo temporalmente, pues como dijo Daniel Radcliffe, contrario a lo que muchos piensan, el final de Harry Potter no fue ayer, aunque aclaró que no se trataba de una continuación en pantalla

“Cada persona que haya visto estos filmes llevará esta historia con ella por el resto de sus vidas”, dijo el actor de 21 años.

La de ayer fue una tarde nostálgica en la capital británica, pues no sólo los protagonistas de la saga -Radcliffe, Emma Watson y Ruper Grint- derramaron lágrimas al despedirse de los fanáticos, quienes también se abrazaban, lloraban y quizá hacían vibrar, a través de sus gritos, a las valiosas pinturas de Rubens, Botticelli, Caravaggio o Raphael, ubicadas en la National Gallery, al norte de la Plaza de Trafalgar.

El día se inició nublado, lluvioso, como muchos en Londres, pero para fortuna de los participantes, alrededor de las 16:00 horas, y como por arte de magia, el cielo se abrió y los rayos del sol comenzaron a calentar.

El ánimo también lo hacía y los gritos se escuchaban más cuando los camarógrafos pedían a los fans alrededor de la alfombra roja que hicieran ruido y agitaran sus manos.

A las 16:25 Ruper Grint apareció por uno de los costados de la plaza y los alaridos no se hicieron esperar. Chicos y chicas por igual mostraron su gusto por el joven, quien encarnó
a Ron en la franquicia.

Tras él, y con varios minutos entre sí, aparecieron Matthew Lewis, los gemelos James y Oliver Phelps, Jason Isaacs, Tom Felton, Evanna Lynch, Michael Gambon y Ralph Fiennes, entre otros. Cada uno, y sin importar el tiempo que les llevara -por lo menos estuvieron así unas dos horas-, se acercaron a los fans.

Les firmaban cuadernos, hojas, ejemplares  de la saga, playeras o fotografías. Nada fue desairado para plasmar su rúbrica.

Conforme pasaba el tiempo, miles de personas más se pararon afuera del área donde se encontraban los tres mil fans que se formaron, algunos, desde el sábado. Todos podían verlo desde una gran pantalla que daba cuenta de lo que sucedía dentro de la alfombra roja.

Quien quería podía estar ahí, para ser parte del final de una de las franquicias más redituables en la historia.

El tiempo pasaba y los invitados seguían llegando. La alfombra roja, que fue una de las más largas que se han montado y que llegaba a Leicester Square (más al norte de la Plaza de Trafalgar), parecía una romería.

Personas con sombreros extravagantes, peinados y vestidos al más puro estilo de la moda mágica no fueron la excepción. Entre colores magentas, fucsias y plumas de colores, los actores de la cinta se detenían a hablar con la prensa sobre su experiencia al trabajar en la cinta, después corrían hacia donde les gritaban sus seguidores para abrazarlos o tomarse fotos con ellos.

Faltaban 25 minutos para las siete, cuando un grito ensordecedor inundó la Plaza: Daniel Radcliffe había llegado desde Nueva York para estar con sus compañeros.
Con la fanaticada.

Sonreía, no podía creerlo. Pero quizá, el único grito que opacó al de Radcliffe fue el que arrancó la creadora de los libros, J.K. Rowling.

Tras pasar por la alfombra roja, saludar a los fans y firmar sus pertenencias, regresó a la parte inicial del estrado. Se reunió con los productores de la cinta, el director David Yates y sus tres protagonistas: Daniel, Emma y Rupert.

Cada uno de ellos alabó el trabajo de todos y la oportunidad brindada. Los jóvenes lloraron y se
abrazaron entre sí.

Emma fue la más nostálgica, incluso detuvo su discurso para calmar sus suspiros.

Sin embargo, y aunque tenía el sentimiento a flor de piel, Rowling se contuvo más en su turno.

“¡Oh, Dios mío! Quiero agradecer a todos, a todos los chicos, no saben cuánto los amo. Pero sobre todo quiero agradecer a todos ustedes (los fanáticos), por que sin ustedes ninguna historia sobrevive.

“No, no, por favor (pidió a los fans que no dejaban de corear su nombre) no estoy lista para llorar. Pero recuerden algo, las historias que amamos viven por siempre”, dijo enfática.

Y quizá Rowling tenga razón y sus personajes vivan para siempre, tal como rezaba un cartel que sobresalía entre los tantos que sostenían los seguidores: “Long Live Queen Rowling”.

Datos curiosos

Había más de cinco mil fans dentro de la Plaza y fuera de ella.

El productor David Barron agradeció a J.K. Rowling por impulsar a toda una generación a leer.

Durante la alfombra roja, Emma cuidaba su apariencia física y un hombre que la acompañaba,
le acomodaba el peinado a cada rato.

Daniel Radcliffe no se paró con los medios de comunicación. Desde antes se avisó que no lo haría y sólo estaría con algunos fans, pues debía volver a Nueva York.

Helena Bonham Carter fue una de las más solicitadas por los seguidores, pero de las que menos tiempo convivió con ellos.

Warwick Davis, quien da vida al maestro Filius Flitwick, llegó en compañía de su familia.

Al terminar la premier, los fanáticos, de forma ordenada y en ocasiones ayudados por los policías, desprendieron de las vallas los pósters de Harry Potter.

El vestido de Emma Watson era un diseño de Oscar de la Renta.

Jason Isaacs, “Nadie es malo siempre”

Este es el rostro de la maldad: Mirada helada de azul intenso, semblante amedrentador, las facciones cinceladas de Lucius Malfoy, el mago supremacista que detesta a los muggles y es el enemigo implacable de Harry Potter.

En el papel de Malfoy, el actor Jason Isaacs, de 48 años, personificó el vitriolo que destila su personaje y aterrorizó a millones de espectadores en 2002 con su Harry Potter y la cámara secreta. Por
ello, sorprende
– aunque no debería ser así- escuchar al actor británico abjurar de la maldad.

No existe semejante cosa, asegura. Incluso el archivillano Lord Voldemort no es un ser perverso, sino descarriado.

“Nadie es malo siempre”, según Isaacs, vestido con jeans, camisa deportiva y sin parecido alguno con Lucius. “Voldemort considera al mundo como debería ser, según él, e intenta hacerlo de esa forma.”

Isaacs vuelve por sexta y última vez en su papel de brujo vestido de negro y cabello rubio platino en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Parte 2, la última película de la saga mágica, que fue estrenada ayer en Londres y la próxima semana llegará a todo el mundo.

En filme reúne a Isaacs con Helen McCrory, de 42 años, como su esposa Narcissa Malfoy y Tom Felton, de 23, como su hijo Draco, compañero de clase de Harry y rival empedernido en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.

Los Malfoy son la quintaesencia del mundo mágico de J.K. Rowling. Aliados incondicionales de Voldemort, mantienen lo que consideran ser la pureza de la magia y el linaje mágico ante la influencia de los meros mortales, los muggles.

Según Isaacs, Lucius habla “el idioma de la separación, el lenguaje del racismo, de la eugenesia”.

“No hay que buscar mucho en Europa estos días para descubrir políticos que en la actualidad defienden esos programas y cuentan con muchos seguidores y votos”, indicó. “Y tampoco hay que esmerarse mucho para ello en Estados Unidos.”

2011-07-08 01:23:00

Fuente: Excelsior

POR FIN SE ACABOM DESPUES DE CASI 15 AÑOS DE JARRI POTER. FUE ENTRETENIDA LA HISTORIA AHORA LO MAS CERCANO A SEGUIR VIENDO LAS AVENTURAS DEL JARRI SERAN EN LOS FANFICS.